MI EXPERIENCIA EN TRES ACTOS: CONTRA TODO PRONÓSTICO

Una historia de nuestra estudiante de Venezuela, Sofia Margarita, hablando sobre su tiempo de estudio con nosotros antes, durante y después del "lock-down"

Por Sofía Margarita - Estudiante

Primeramente, permítanme presentarme. Mi nombre es Sofía Margarita, tengo 30 años y soy de Caracas, Venezuela. Soy analista de laboratorio clínico y el año pasado decidí tomar un nuevo rumbo en mi vida y buscar nuevas oportunidades aquí en Europa. Decidí realizar un Máster en España en Administración en el área farmacéutica y de biotecnología siguiendo los objetivos que me había planteado. Como este Máster es totalmente en inglés decidí que, aunque ya manejaba el idioma a un nivel avanzado, podría reforzarlo y enfocarme en inglés de negocios para estar más preparada para mis estudios. Me recomendaron International House Newcastle como opción para este fin y no pude haber hecho mejor elección. Sigue leyendo para saber el porqué.

PRIMER ACTO

Llegué a Newcastle el 6 de marzo de este año y mi curso inició el 9 de marzo. Como mencioné anteriormente, había escogido el curso de inglés de negocios. La primera semana todo marchó de acuerdo a lo esperado, encontré el curso muy interesante y con la oportunidad de practicar mi conversación con los otros estudiantes. Éramos cuatro. La segunda semana ya se sentía en el aire la preocupación por la situación con la pandemia del CoVid-19 y una posible imposición de cuarentena obligatoria. Algunos estudiantes ya hablaban de regresar a casa en vista de lo que estaba sucediendo. La semana terminó satisfactoriamente y llegamos al temido siguiente lunes 23 de marzo. Ese lunes había mucha expectativa en el aire y, en efecto, esa misma tarde fue anunciada la cuarentena obligatoria en Reino Unido que, sin lugar a dudas, trastocó los planes de más de un estudiante y, por supuesto, significó un gran impacto para la escuela, así como también para muchas otras empresas en todo el país.

SEGUNDO ACTO

Después de una semana, la escuela salió de su zona de confort y se arriesgó a cambiar su modelo de enseñanza y pasar a la modalidad online (lo cual profundizo en un post anterior en el blog), lo cual permitió a los estudiantes completar sus cursos que habían quedado en pausa por la pandemia y, de alguna manera, enfrentar esta imprevisible crisis. Por tanto, a partir del 30 de marzo retomé mis clases, pero esta vez de inglés general puesto que no había estudiantes para el curso de inglés de negocios. Continué mis siguientes 9 semanas de curso aprovechando al máximo de repasar lo que ya sabía y aprender nuevo vocabulario y al mismo tiempo trabajando con la plataforma de NetLanguages® y Harvard ManageMentor®, lo cual estaba incluido en mi curso original de inglés de negocios. Al estar por finalizar mi curso que originalmente era de 12 semanas, no se preveía que la cuarentena iba a terminar pronto, por lo que decidí extender mi curso 12 semanas más para mantenerme ocupada mientras cumplía con el confinamiento. Posteriormente, fue anunciado que la escuela reabriría sus puertas el 17 de agosto, que era mi última semana en Newcastle, pero igual estaba esperando que llegase el momento de volver a estar nuevamente en la escuela.

TERCER ACTO

Finalmente, llegó el 17 de agosto, el día tan esperado. Tomando en cuenta todos los lineamientos del gobierno, International House Newcastle volvió a abrir sus puertas y todo el personal administrativo, profesores y de mantenimiento pusieron (y siguen poniendo) su mejor esfuerzo para poco a poco retomar las actividades cotidianas en la institución. Importante mencionar que mi vuelo de regreso a Barcelona fue cancelado, por lo cual decidí extender mi curso por algunas semanas más y, aunque las clases han tenido pocos estudiantes, la calidad de la enseñanza no ha mermado, por lo cual puedo afirmar que mi decisión de escoger IH Newcastle fue la correcta. ¿Qué depara el futuro? Nadie puede asegurarlo, pero en definitiva todos debemos poner lo mejor de nosotros mismos para sortear las dificultades que el mañana pueda traer y seguir adelante para cumplir nuestros objetivos cualesquiera que éstos sean.